martes, 11 de septiembre de 2007

El Halcón y la Hormiga

Han pasado seis años y Nueva York ha vuelto a guardar hoy un minuto de silencio en honor a las víctimas de los ataques terroristas de Al Qaeda el 11 de septiembre de 2001 contra EEUU. Al mismo tiempo, en el jardín de la Casa Blanca, en Washington, el presidente de EEUU, George W. Bush, observó el mismo silencio, como ocurrió en el resto del país. En Nueva York, las ceremonias para honrar la memoria de las víctimas del ataque terrorista de Al Qaeda tienen lugar en el parque Zucotti, un área cercana a la 'Zona cero' del sur de Manhattan, y en ellas participan el alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg, así como familiares de los más de 2.700 fallecidos.
Pero todo este conflicto se inicia durante la Guerra Fría (1946-1991) entre Estados Unidos y la URSS que las tropas soviéticas invaden Afganistán en 1979. Ante la amenaza soviética en Medio Oriente, Estados Unidos apoya a la insurgencia afgana. Aquí la CIA entrena en guerra sucia (espionaje, sabotaje, guerra de guerrillas, conversión de objetos domésticos en armas) a los rebeldes afganos. Así nace la moderna Yihad ó guerra santa, favoreciendo esto a los ultra conservadores islámicos. Osama Bin Laden es reclutado para liderar a los comandos rebeldes, ya que este es especialista en demoliciones y en construcciones, a cambio que una vez de terminada la guerra contra los soviéticos Bin Laden tenga el apoyo de USA para poner una sede en Afganistán. Pero cuando los soviéticos dejaron Afganistán luego de 10 años de luchas sin cuartel, USA abandona a su aliado Osama Bin Laden. En 1988 funda Al Qaeda, La Base, en árabe. Osama Bin Laden hace esto para vengarse de sus antiguos aliados que lo traicionaron. La mayoría de sus miembros son veteranos de la guerra de Afganistán. El grupo terrorista internacional tiene bases en todo el mundo, siendo las principales en Argelia, Uzbekistán, Siria, Pakistán, Indonesia, Filipinas, Líbano, Irak, Kosovo, Chechenia, Cisjordania y Gaza.
Luego de los fatídicos atentados del 11S, Osama Bin Laden es el hombre más buscado del planeta. Sin embargo, llama la atención el desinterés de la familia Bush en su captura, ya que hace unos años atrás se descubrieron los vínculos comerciales entre las familias Bush y Bin Laden. A nivel mundial, todo el mundo estaba de acuerdo con que las tropas de Estados Unidos destruyan al Taliban en Afganistán, ya que este protegía al Al-Qaeda. Actualmente en Afganistán hay un gobierno democrático, pero los taliban siguen luchando en las montañas. La caída de Saddam Hussein en Irak, la invasión y posterior conquista de Estados Unidos sobre los iraquíes hizo que el Al-Qaeda se moviera hacia este país árabe rico en petróleo. Actualmente Irak se ha convertido en el nuevo Vietnam para Estados Unidos, ya que la insurgencia iraquí esta formada por grupos de distintas tribus que odian a USA. Hasta la fecha en Irak han muerto más de tres mil soldados norteamericanos. El Al-Qaeda se comporta como una plaga de hormigas que luchan contra el gran poder bélico del halcón de Estados Unidos. Lo peor de todo, que este demonio fue creado por Estados Unidos.
El líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, aparece en un nuevo vídeo difundido a través de Internet hoy, en el sexto aniversario de los atentados del 11S, según informa CNN. En este, el líder terrorista se explaya en sus comentarios contra los gobernantes musulmanes. Asimismo, el prófugo saudí recuerda que "no podemos quedarnos de brazos cruzados cuando mujeres libres languidecen en las prisiones de Irak, Palestina y Afganistán". El vídeo, de 47 minutos de duración, ha sido hecho público por la experta estadounidense en terrorismo Laura Mansfield. El pasado 7 de septiembre el líder de Al Qaeda apareció en un nuevo vídeo en el que advertía de que era peligroso que el presidente George W. Bush se resistiera a reconocer que está perdiendo en Irak, e invitaba a los estadounidenses a abrazar el Islam.

1 comentario:

Anónimo dijo...

1- bin laden no es el demonio
2- el demonio son bush ,u.s.a e inglaterra
3- si bin laden mata a bush todos van a amar la obra del taliban